Inflación baja en Perú ¿a quiénes beneficia más?

Inflación baja en Perú ¿a quiénes beneficia más?

Categoría: GENERAL , ULTIMOS AÑADIDOS

Perú cuenta con la segunda tasa de inflación más baja de la región, solo por debajo de Ecuador. Conozca cuán favorable es para usted este panorama.

La tasa anual de inflación registrada al cierre de noviembre fue de 1.87%, mientras que la inflación sin alimentos y energía se situó en 2.31% en los últimos 12 meses, según datos del Banco Central de Reserva (BCR).

Así, la inflación en Perú se mantiene como la segunda más baja entre los países latinoamericanos, después de Ecuador que reportó una inflación anual de 0.4%, al cierre de setiembre.

Sin embargo, nace la duda sobre si un bajo nivel de inflación genera algún impacto positivo en la economía.

Ante ello, el economista Jorge González comentó sobre los efectos de una tasa de inflación baja, que continúa en su rango meta de 2%.

“La baja inflación que registra el país no perjudica a nadie, por el contrario, beneficia tanto a personas como a la empresa”, dijo.

Señaló que los primeros en favorecerse son los sectores de bajos ingresos de la sociedad peruana.

Los individuos que menos ganan suelen destinar entre 70% y 80% de su ingreso a la compra de alimentos y, puesto que la inflación de alimentos es también muy baja (1.35% el último año), les permite un “mejor gasto”, afirmó.

Mencionó, además, que el sector empresarial es el segundo en beneficiarse de este panorama.

Para el economista, cuando la inflación es menor las empresas suelen tomar mejores decisiones y se muestran más eficientes, por lo que no tienden a subir los precios de sus productos sino a mantenerlos, así no perjudican su nivel de ventas.

Continúan los bancos, refirió González, que tampoco elevan el costo del crédito sino que se ven incentivados a continuar tasas de interés bajas y no afectan su nivel de colocaciones de préstamo.

Un cuarto grupo en beneficiarse son los trabajadores de ciertas empresas, pues la baja inflación facilita el incremento de las remuneraciones, sostuvo.

“Si la inflación es 2% las empresas se ven incentivadas a aumentar los salarios en 3%, por ejemplo, pero si la inflación fuera de 10% no podrían subir los salarios a 15% pues les costaría mucho”, explicó.


Deja un comentario