Archivo del Autor: EMALCONT

Las AFP podrán demandar a gobiernos regionales y municipales que incumplan pagos Repro-AFP

Podrán iniciar cobranza judicial tras 12 meses de haberse incumplido tres cuotas consecutivas. Deudas de entidades del Estado con aportantes de AFP superan los S/ 7,000 millones.

Las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) podrán iniciar una demanda judicial 12 meses después de que las entidades incumplan el pago de tres cuotas consecutivas en el marco del Régimen de Reprogramación de Aportes al Fondo de Pensiones (REPRO-AFP), de acuerdo con una resolución emitida este lunes por la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras privadas de fondos de pensiones (SBS).

Así, la norma introduce cambios al REPRO-AFP, con el fin de lograr que gobiernos regionales y locales cumplan con los pagos previsionales correspondientes.

En la norma se señala que la AFP debe interponer, en forma coordinada con otras AFP, la demanda judicial de cobranza, por la totalidad de las sub cuotas pendientes de pago, estén o no vencidas (esto dependerá del perfil de pago de la entidad), en cuyo caso el plazo no debe exceder al último día del décimo segundo mes posterior al mes en el que se incumplió con el pago oportuno de tres (3) cuotas consecutivas.

Si la entidad cuenta con menos de tres cuotas pendientes de pago, el plazo se contará desde que alguna cuota permanezca vencida por dos (2) meses o más.

Asimismo, se aprobó que para el traspaso de aportes obligatorios bajo medios remotos en línea, se permite el uso de firmas digitales, las que deben ser provistas por un Prestador de Servicios de Certificación Digital (PSC) inscrito en el Registro Oficial de Prestadores de Servicio de Certificación Digital (ROPS).

“El esquema de traspaso de aportes obligatorios de forma no presencial que implementen las AFP debe contar con los protocolos de seguridad y de conservación de información, según lo previsto en la normativa aplicable”, se detalla.

En el caso de que las AFP implementen sistemas de traspaso basados en firmados digitales, se requiere la presentación ante la Superintendencia de un informe de evaluación de riesgos por cambios importantes en el ambiente de negocio, operativo o informático.

La tasa de cumplimiento de las entidades públicas acogidas Repro-AFP es de 85%, según información de la Asociación de AFP actualizada a junio del 2019. De las entidades regionales y municipales que se acogieron a este régimen, 35 tienen entre 12 y 16 cuotas vencidas sin pagar, con deuda total por más de S/ 13 millones.

La deuda previsional que mantienen los gobiernos regionales, municipales y Gobierno central con los afiliados a las AFP supera los S/ 7,000 millones. Esta situación los afectará al momento de su jubilación o de optar por el retiro del 95.5% de su fondo, puesto que obtendrán menores ingresos.


Lo mínimo que debemos saber para presentar la declaración anual del Impuesto a la Renta 2019

Categoría: SUNAT , ULTIMOS AÑADIDOS

La presentación solo puede realizarse a través de Sunat Virtual y el pago deberá ser realizado mediante débito en cuenta o mediante tarjeta de débito o crédito

La Sunat ha precisado los parámetros para que las personas jurídicas y las personas naturales presenten la Declaración Jurada Anual del Impuesto a la Renta 2019.

Además, la Resolución de Superintendencia N° 271-2019/Sunat aprobó la regulación respecto a quienes están obligados a presentarla, los formularios y los cronogramas de vencimiento, entre otros temas.

Según Indira Navarro, socia y jefa del Área Tributaria del Estudio Torres y Torres Lara & Asociados Abogados, en el caso de las personas jurídicas la presentación de la declaración jurada se realizará mediante Formulario Virtual N° 710 Renta Anual -Completo-, si es que los ingresos netos superan las 1.700 UITs (S/ 7’140.000).

También deberán utilizar este formulario si gozan de beneficio tributario o gozan de estabilidad tributaria o están obligadas a presentar balance de comprobación.

Se incluye, además, si presenta Reporte Local, Reporte Maestro y/o Reporte País por País o hayan intervenido como adquirente en una reorganización de sociedades o deduzcan gastos de vehículos asignados a dirección o se trate de un contrato de colaboración con contabilidad independiente, entre otros supuestos.

Por otro lado, podrá utilizarse el Formulario Virtual N° 710 Renta Anual -Simplificado-, cuando se trate de contribuyentes que no se encuentren en ninguno de los supuestos indicados.

Ambos formularios se encuentran disponibles actualmente. Excepcionalmente, se permite el uso del PDT N° 710 en situaciones no imputables a los contribuyentes, las que no han sido aún definidas claramente por la Sunat.

En el caso de las personas naturales, la declaración jurada se efectuará mediante el Formulario Virtual N° 709 – Renta Anual – Persona Natural (disponible desde el 17/02/2020) y deberá ser presentada si determinan un saldo a favor de Sunat, o si arrastran saldo a favor del contribuyente.

También si atribuyen gastos por arrendamiento y/o subarrendamiento a su cónyuge o concubino; o, en el caso de una persona natural que percibe exclusivamente rentas de quinta categoría, cuando determine un saldo a su favor por la deducción de gastos de arrendamiento y/o subarrendamiento de inmuebles.

Cabe resaltar que la presentación solo puede realizarse a través de Sunat Virtual y el pago deberá ser realizado mediante débito en cuenta o mediante tarjeta de débito o crédito.

Las fechas de vencimiento máximo son las siguientes:

(Fuente: Sunat)

(Fuente: Sunat)


¿Piensa exportar?, conozca los beneficios y errores de este proceso

Categoría: GENERAL , ULTIMOS AÑADIDOS

El proceso exportador es importante para toda empresa que busca expandir sus ventas hacia el exterior, este paso es decisivo para lograr la mejora de la producción de una compañía y genera muchos beneficios, aunque también se cometen algunos errores.Según la Guía del Exportador, elaborada por la Comisión de Promoción del Perú para la Exportación y el Turismo (Promperú), en ambos casos presentan las siguientes cualidades:Beneficios

  1. Poder recibir pedidos de compra del exterior para incrementar las ventas.
  2. Posibilidad de obtener mejores precios y mayor rentabilidad.
  3. Diversificación de riesgos.
  4. Acceso a mercados más grandes y de gustos diversos
  5. Aprovechar las economías de escala para bajar los costos unitarios mediante el incremento de los volúmenes de producción.
  6. Adquirir competitividad en precio, gracias a los acuerdos comerciales que el Perú tiene vigentes con los mercados
  7. internacionales.
  8. Disminuir la carga tributaria generada por los impuestos locales.
  9. Posicionar la imagen de la empresa en el extranjero, identificándolo con prestigio, calidad, nuevos productos y buen servicio.

Errores

  1. No solicitar asesoramientos especializado para identificar el proceso y mecanismos de exportación.
  2. No cumplir con la calidad del producto requerido por el cliente.
  3. Incumplir las fechas programadas de los mercados objetivos.
  4. No desarrollar un adecuado plan de exportación.
  5. Insuficiente compromiso de la dirección de la empresa para llevar a cabo el proceso de exportación.

Fuente. Diario Andina.


MEF publica Tabla de Valores para la declaración y pago del Impuesto a los Vehículos 2020

En Separata Especial de El Peruano del lunes 6 de enero de 2020, se ha publicado la RM 004-2020-EF, con la cual se aprueba la Tabla de Valores Referenciales de Vehículos para efectos de determinar la base imponible del Impuesto al Patrimonio Vehicular correspondiente al ejercicio 2020.

Conforme al artículo 32 de la Ley de Tributación Municipal (TUO. DS. 156-2004-EF), la base imponible del Impuesto al Patrimonio Vehicular está constituida por el valor original de adquisición, importación o de ingreso al patrimonio, el que en ningún caso será menor a la tabla referencial que anualmente publica el MEF, considerando un valor de ajuste por antigüedad de cada vehículo.

Reglas para la DJ y pago del Impuesto a los vehículos 2020

  • El impuesto grava la propiedad de vehículos automóviles, camionetas y station wagons, camiones, buses y autobuses, con una antigüedad no mayor a 3 años, a partir de la primera inscripción en el Registro de Propiedad Vehicular.
  • Son sujetos del Impuesto las personas naturales o jurídicas propietarias de los vehículos gravados antes mencionados.
  • La tasa del impuesto es de 1%. El monto a pagar en ningún caso será inferior al 1.5% de la UIT vigente (S/ 65.00).
  • El pago puede realizarse en una sola armada hasta el último día hábil de febrero (viernes 28), salvo que la Municipalidad Provincial disponga prórroga para la declaración y pago.
  • En el caso de pago fraccionado, el impuesto se pagará en 4 cuotas, hasta el último día hábil de febrero, mayo, agosto y noviembre del 2020, la segunda, tercera y cuarta cuota serán reajustadas con el índice de precios al por mayor que publica el INEI.
  • En el caso de transferencia de dominio, el comprador debe presentar la declaración jurada de alta hasta el último día hábil del mes siguiente a la transferencia. El vendedor no está obligado a presentar la DJ de baja (descargo) a la Municipalidad, según lo dispuso del Decreto Legislativo 1246.
  • En el caso de propietarios de vehículos cuyo domicilio fiscal es la Provincia de Lima, la DJ y el pago del Impuesto debe hacerse ante el Servicio de Administración Tributaria de Lima (SAT)

Valor referencial de vehículos fabricados antes del 2017

Según la RM. 004-2020-EF, para efectos de determinar el valor referencial de aquellos vehículos afectos al Impuesto cuyo año de fabricación sea anterior al 2017, se debe multiplicar el valor del vehículo señalado para el año 2019 contenido en el Anexo de la mencionada Resolución Ministerial, por el factor indicado para el año al que corresponde su fabricación, comprendido en la siguiente tabla:


Gastos Deducibles de Tercera Categoría aplicables en la Renta Anual 2019

El artículo 37° del TUO de la Ley del Impuesto a la Renta establece que los gastos permitidos, a fin de establecer la renta neta de tercera categoría, son los necesarios para producir y mantener su fuente productora de riqueza, así como los vinculados con la generación de ganancias de capital. Por lo tanto, deben estar relacionados con las actividades de la empresa, ser razonables y generales cuando se trate de gastos con sus trabajadores.

En ese sentido, el mencionado artículo señala una lista de gastos de manera enunciativa, los cuales están sujetos a un límite (en función a un porcentaje de los ingresos o a la UIT, por ejemplo) y serán tomados en cuenta para elaborar la Declaración Jurada Anual. Cabe resaltar que, si dichos gastos exceden el límite, no resultarán deducibles y deberán colocarse en el rubro de “Adiciones” de la Declaración.

Entre los gastos sujetos a límite, podemos señalar:

  • Intereses de deudas.
  • Gastos recreativos del personal.
  • Gastos de representación propios del negocio.
  • Dietas de directores de sociedades anónimas.
  • Remuneraciones de socios, accionistas y participacionistas de personas jurídicas.
  • Gastos de viaje.
  • Gastos de movilidad de los trabajadores.
  • Gastos sustentados con boleta de venta o ticket del Nuevo RUS.
  • Depreciaciones de bienes.
  • Gastos por Donaciones.

Asimismo, existen gastos prohibidos según el artículo 44º de TUO de la Ley del Impuesto a la Renta, los cuales, no resultan deducibles para determinar la renta neta de tercera categoría, entre ellos tenemos:

  • Los gastos personales y familiares.
  • Los que se sustenten con comprobantes sin requisitos.
  • Los que se sustenten con comprobantes de no habidos.
  • Las multas y los intereses moratorios aplicados por el sector público nacional.
  • Las provisiones no admitidas por la Ley del Impuesto a la Renta.
  • Los gastos con sujetos residentes en países de baja o nula imposición.


Fijan criterios para corregir errores tributarios prescritos

La judicatura fijó como nuevo criterio que es posible corregir errores de períodos prescritos, a fin de determinar o reflejar la verdadera obligación tributaria. 

Esto mediante la sentencia de la Casación Nº 3297-2016-Lima, en que se pronunció sobre la posibilidad de que la autoridad tributaria requiera información de un período prescrito a fin de corregir la determinación de un período no prescrito.

Al respecto, el tributarista Percy Bardales expresó su discrepancia con el criterio asumido por la Corte Suprema por considerarlo antitécnico debido a que supuestamente abre una puerta para la vulneración a la seguridad jurídica.

“En nuestro sistema jurídico, cada tributo y período podrá ser corregido por la autoridad tributaria luego de haberse iniciado válidamente el correspondiente procedimiento de fiscalización y, producto de ello, se hubiera emitido la respectiva resolución de determinación”, dijo.

Observaciones

En su opinión, para que la autoridad fiscal pretenda trasladar la “corrección” de un tributo y período a otro tributo y período debe haber iniciado previamente una verificación o fiscalización durante el plazo de prescripción del tributo y período originario.

“Solo si se inició y concluyó la fiscalización con la consecuente emisión de la resolución de determinación en el plazo de prescripción, este acto administrativo podrá ser opuesto válidamente en el tributo y período posterior”, afirmó el experto y socio de EY en el Perú.

En ese contexto, aseveró que no es posible señalar que lo que prescribe es la facultad de determinación, mas no la posibilidad de fiscalizar o verificar un tributo y período específico. Ello toda vez que solo se puede corregir si se emite una resolución de determinación, previa fiscalización. Son inescindibles.

Incluso enfatizó que dicho criterio ha sido establecido en su oportunidad por la sentencia de Casación Nº 11236-2009, en la cual se estableció que sostener que lo que prescribe es la determinación y no la fiscalización, es violar en forma indirecta el plazo de prescripción general de cuatro años previsto en el artículo 43 del Código Tributario (CT).

“Dicho artículo debe ser leído e interpretado conforme al principio de literalidad y legalidad. Así, conforme a estos parámetros, la autoridad tributaria no puede hacer lo que la ley no le permite”, acotó el abogado tributarista.

Por tanto, sostuvo que dicha norma no permite, en parte alguna, que se puedan corregir períodos anteriores prescritos sin iniciar válidamente una fiscalización y consecuente determinación; y trasladar en forma indirecta el efecto de un período prescrito a uno no prescrito. “Los tributos se volverían imprescriptibles, situación que precisamente busca proteger la ley al evitar interpretaciones que van con el propósito de proteger la seguridad jurídica”.

En opinión del experto, incluso la interpretación conforme al principio de literalidad y legalidad encuentra pleno respaldo en la Casación Nº 4392-2013. En efecto, este precedente vinculante de la Corte Suprema de Justicia señala que no se puede interpretar las normas para establecer criterios que van en contra de la interpretación literal de la ley.

En otro momento, Bardales remarco también que en atención a que el procedimiento de fiscalización es integral y definitivo, salvo los casos previstos en el Art. 108 del CT, corresponde que la autoridad valide todas las situaciones que considere tienen efectos fiscales. “Por tanto, si la autoridad omitió formular alguna observación en un ejercicio tributario ya prescrito, no puede alegar imposibilidad o excusa para subsanar dicha omisión con motivo de la fiscalización de un período no prescrito”.

Precedentes

El experto justificó también su postura al citar la reciente RTF N° 07832-9-2018, en que el Tribunal Fiscal manifiesta que en el supuesto de no haberse fiscalizado ejercicios previos o no se hubiera cuestionado la determinación de un período previo, es imposible que la autoridad traslade los efectos tributarios de dichos ejercicios al período fiscalizado no prescrito porque ello supondría una determinación indirecta.

“Asumir por un momento como correcta la casación en mención es asumir que la autoridad tributaria debe reliquidar todos los saldos o pérdidas de períodos anteriores en favor de contribuyentes, a fin de establecer en el período no prescrito materia de fiscalización el correcto y real saldo a favor o pérdida”, lamentó el experto.

Así, añadió, si se llega a comprobar que un usuario contaba con un mayor saldo que tenía origen hace 10 años, y este se debe haber trasladado a la actualidad, la autoridad está obligado a ello conforme a este criterio de la Corte Suprema. Ello, máxime cuando el Art. 76 del CT dispone que la autoridad como parte de la determinación del tributo fija la existencia del crédito.

Argumentación

El experto Percy Bardales justificó su posición en el análisis del Código Tributario (CT). Así, dijo, el primer párrafo del Art. 61 del CT refiere que la declaración jurada presentada por el contribuyente está sujeta a verificación o fiscalización cuando constate la omisión o inexactitud de la información presentada, emitiendo la correspondiente resolución de determinación, resolución de multa u orden de pago.

Luego, el primer párrafo del Art. 75 del CT establece que concluido el procedimiento de fiscalización o verificación, la autoridad tributaria emitirá la respectiva resolución de determinación, resolución de multa u orden de pago si fuera el caso.

Bardales explicó además que de acuerdo con el Art. 76 del CT la resolución de determinación es el acto en virtud del cual la autoridad tributaria pone en conocimiento del deudor tributario el resultado de su labor destinada a controlar el cumplimiento de las obligaciones tributarias, y establece la existencia del crédito o de la deuda tributaria.

Mientras que el Art. 43 del CT manifiesta que la acción de la autoridad tributaria para determinar la obligación fiscal, así como la acción para exigir su pago y aplicar sanciones, prescribe a los cuatro años.

Fuente: Diario Oficial El Peruano


Resumen de los aspectos más importantes en materia tributaria en el 2019

Iniciamos el año con la entrada en vigencia de diversas modificaciones a la Ley del Impuesto a la Renta, entre las que destacan el tratamiento de los gastos por servicios prestados por sujetos no domiciliados y el principio del devengado jurídico para el reconocimiento de los gastos e ingresos, regulación que por primera vez se incorpora en el artículo 57 de la Ley del Impuesto a la Renta, y que de inmediato generó la discusión innecesaria del devengado tributario vs el devengado contable, cuando la determinación del Impuesto a la Renta anual es Tributario, recurriendo supletoriamente a la contabilidad cuando hay vacíos o ausencia de definiciones en la norma tributaria.

A ello, podemos agregar la difusión reiterada por parte del fisco, medios de prensa e incluso por parte del Ejecutivo, de las deudas millonarias de las grandes empresas y los mecanismos de hacer efectiva la cobranza de las aludidas deudas mediante la aplicación de la Norma Antielusiva y el Decreto Legislativo No. 1421 referido al plazo de la facultad de la Administración Tributaria para determinar cobrar deudas tributarias, a pesar que del tenor de dichas normas se verifica una aplicación retroactiva que no solo afecta la seguridad jurídica, sino que además implica una inestabilidad tributaria para cualquier contribuyente, desconociendo criterios jurisprudenciales para dejarlos de lado mediante modificaciones normativas.

El mecanismo que se ha venido utilizando para incrementar la recaudación ha sido generalizar operaciones no fehacientes de los contribuyentes en los procedimientos de fiscalización cobranzas coactivas instantáneas respecto de deuda pendiente de aprobación de fraccionamiento, ingreso como recaudación por causales no acreditadas y el incremento en las tasas del impuesto selectivo al consumo de determinados bienes respecto de los cuales el Estado busca aparentemente desincentivar el consumo, cuando en realidad se busca un mecanismo simplista para gravar con mayor carga impositiva al sector formal, descuidando al sector informal, aspecto que no se ha priorizado y al parecer simplemente no se quiere fiscalizar.

El Estado debe darse cuenta que para ampliar la base tributaria resulta necesario atacar la informalidad, Sunat debe priorizar atacar la informalidad antes que llenar de más obligaciones al formal, por citar algunos ejemplos la contratación de los OSE y la declaración del beneficiario final.

Para muestra un botón, la declaración del beneficiario final para los Pricos ha generado más de una carga en las empresas al no saber cómo identificar a aquellos que tienen un control directo o indirecto en las decisiones de la empresa, para cumplir con una formalidad cuya sanción por la infracción de no declarar al beneficiario final asciende a 0.6% de los Ingresos Netos cuyo rango no puede ser menor a 5 UITs no mayor a 50 UITs, a pesar que la mayoría de dicha información ya la tiene el fisco.

En lo que respecta a la declaración jurada anual del Impuesto a la Renta, cuyo cronograma de vencimientos ya se ha pre publicado, la recomendación siempre va a estar dirigida a pagar oportunamente el importe declarado como saldo a favor del fisco, no opten por fraccionar y esperar el alargue, recuerden que la sola presentación de la solicitud no suspende la cobranza coactiva, es más la activa, más aún si. consideramos que son 30 días hábiles que tiene Sunat para resolver el fraccionamiento.

De los gastos personales a favor de la persona natural que genera renta del trabajo, el porcentaje de 15% de la boleta de venta electrónica que sustente el consumo en restaurant, bar, discoteca p servicios de hospedaje no ha generado un incentivo para exigir a los establecimientos de hospedaje y restaurantes los comprobantes de pago, debería evaluarse incrementarse el porcentaje al 30% como ocurre con la mayoría de los gastos personales vigentes desde el 2017.

Tuvimos que recurrir a una interpretación forzada del articulo 74 de la Constitucion paga sustentar la emisión de Decretos de Urgencia en materia tributaria (a pesar de estar prohibido) para mantener beneficios tributarios y exoneraciones tributarias en automático, sin que se haya analizado el beneficio de los mismos y si realmente resulta necesario mantenerlos como un incentivo que incida en la reactivación de la economía y en garantía del principio de igualdad en materia tributaria.

Culminamos el año con el mensaje de Sunat de afectar los servicios de plataformas digitales, tales como Netflix, Uber, Spotify con el IGV para ampliarlo cuando el usuario del servicio no realiza actividad empresarial o habitual, aspecto que sugirieron podía hacerse mediante Decretos de Urgencia, esperemos que si ello prospera sea a través de una Ley con el nuevo Congreso que se confirme, y no utilizando a discreción los decretos de urgencia para recaudar más.

Esperemos que en el 2020 se priorice la eficiencia en la recaudación yendo a sectores que no tributan y dejando de llenar de más formalidades a los que si contribuyen con el Estado, evitando desconocer sus operaciones en una fiscalización tributaria bajo la conclusión: “me parece que su operación es no fehaciente”, ” debió presentar mayor documentación”, sin meritar la documentación mayor a la mínima que los. contribuyentes presentan para respaldar sus operaciones.

Antes de pensar en entrar a la OCDE adecuando nuestra legislación a normativas alejadas de nuestra realidad, mejoremos nuestro sistema Tributario para hacerlo más equitativo y justo para los. contribuyentes y bajo el control de obligaciones tributarias por parte del fisco con actuaciones razonables que no devengan en arbitrarias.

Que el tributo busque cubrir el gasto público y una mejor calidad de vida para todos los. ciudadanos.

Fuente Oficial: elperuano.com


Recaudación tributaria creció 3.7% en 2019, al alcanzar los S/ 110,768 millones

En el 2019, se recaudaron S/ 110,768 millones de ingresos tributarios del Gobierno Central (descontando las devoluciones de impuestos), informó la Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (Sunat).

La recaudación superó en casi S/ 300 millones la proyección del Marco Macroeconómico Multianual (MMM), publicado en agosto último.

Con respecto al 2018, el importe representa un aumento de S/ 6,178 millones y equivale a un crecimiento de 3.7%.

Este resultado positivo consolida la tendencia a la recuperación de la recaudación tributaria, luego de las contracciones experimentadas entre 2015 y 2017, indicó el ente tributario.

La presión tributaria de 2019 alcanzaría 14.4%, un incremento de 0.3 puntos porcentuales (pp.) respecto de la presión registrada el 2018, manteniéndose la tendencia de recuperación observada ese año.

Impuesto a la Renta

En lo que respecta al Impuesto a la Renta, se recaudaron S/ 44,015 millones durante el 2019, un aumento de 3.5% y S/ 2,417 millones de recaudación adicional con respecto al año previo.

Ese incremento se debe a los mayores pagos en la Segunda Categoría (33.2%), No Domiciliados (13.7%) y Quinta Categoría (4.3%); rubros en los que se registraron importantes pagos extraordinarios a lo largo del año, producto de las acciones de Sunat y de la venta de activos por montos significativos por parte de los contribuyentes.

En cuanto a los pagos a cuenta del Régimen General (RG) y el Régimen Mype Tributario del Impuesto a la Renta de la Tercera Categoría, en el año 2019 se recaudaron S/ 19,088 millones, lo que permitió obtener un crecimiento de 0.5% en la recaudación anual.

Este crecimiento se debe a la aplicación de mayores coeficientes para la determinación de los pagos mensuales, a la reducción de los saldos a favor de los contribuyentes y a los mayores ingresos obtenidos en sectores como intermediación financiera y generación de energía eléctrica y agua, anotó la Sunat.

Dichos aspectos permitieron contrarrestar los menores pagos recibidos del sector minería e hidrocarburos, asociados a las menores cotizaciones internacionales, menor producción y conflictividad social.

Por su parte, la Regularización Anual del Impuesto a la Renta pagada en 2019 alcanzó los S/ 6,363 millones, importe que representa una leve contracción de 2.5% con relación al año previo.

Desagregando, la recaudación por concepto de Regularización recibida en el año 2019 ha sido muy significativa, indicó el organismo recaudador. Sin embargo, en 2018 se recibió un importe que constituyó un récord histórico, asociado tanto a la forma en la que se determina el impuesto como a la evolución de la economía.

Durante el 2019 se obtuvieron pagos extraordinarios por Regularización muy significativos, que en conjunto alcanzaron los S/ 1,491 millones, producto tanto de acciones de fiscalización y cobranza llevadas a cabo por Sunat (S/ 790 millones), como por la venta de activos por parte de los contribuyentes.

IGV e ISC

La recaudación por el Impuesto General a las Ventas (IGV) alcanzó los S/ 63,505 millones, registrando un incremento de 2.5%. Dicho resultado permitió recaudar S/ 2,839 millones más que en 2018.

A nivel de componentes, el IGV interno registró una recaudación de S/ 37,892 millones (+5.6%) y el IGV importaciones recaudó S/ 25,613 millones (-1.8%).

El resultado agregado se vio favorecido por las acciones orientadas a la mejora del cumplimiento de la Sunat, por los cambios normativos aplicados tanto en el Sistema de Pagos de Obligaciones Tributarias con el Gobierno Central (SPOT) como en el ISC y por el desempeño de la demanda interna (que habría crecido alrededor de 2.5% )

Estos efectos fueron parcialmente atenuados por la disminución de las importaciones experimentada durante el año, que afectó al componente de origen externo.

La recaudación por concepto de Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) sumó S/ 8,216 millones, un crecimiento de 17.3% y una mayor recaudación de S/ 1,356 millones con respecto del año 2018.

El crecimiento se debe no solo a la evolución de la actividad económica sino a los cambios en las tasas impositivas aprobados entre mayo de 2018 y junio de 2019 en bienes como combustibles, bebidas, vehículos y cigarrillos.

Por otro lado, las devoluciones ascendieron a S/ 18,046 millones durante 2019, importe que representó un aumento de 6.5%.

Ese incremento está sustentado, principalmente, en las mayores devoluciones a los exportadores y a los proyectos de inversión acogidos al Régimen de Recuperación Anticipada del IGV (RAIGV). A ello se une la aplicación de las deducciones adicionales de hasta 3 UIT a las personas naturales.

Recuperación de deuda y comercio exterior

La Tasa de Morosidad de los contribuyentes en el Régimen de Tercera Categoría, entendida como los montos dejados de cancelar por los contribuyentes al momento de hacer sus declaraciones mensuales y que son recuperados hasta el último día del mes siguiente de la obligación, cerró en 1.6%, nivel inferior al del 2018.

Esto significa que de cada S/ 100 soles declarados, Sunat recuperó S/ 98.4 en el plazo indicado.

Asimismo, en 2019 se evidenció un avance importante en la eficiencia de recuperación de la deuda, pues la Sunat recuperó S/ 3,550 millones que formaban parte del stock proveniente de períodos anteriores, cifra superior en S/ 1,550 millones respecto a los S/ 2,000 millones recuperados durante el 2018.

La recuperación se realiza mediante acciones inductivas, cobranzas de campo y de oficina, los cuales incorporan cada vez más mecanismos basados en el uso intensivo de fuentes de información.

Durante el 2019 se recuperaron montos importantes de deuda en litigio, como el cobro de la deuda a Telefónica del Perú; además de la recuperación de deuda tributaria de empresas vinculadas al grupo empresarial Odebrecht, mediante el cobro del Fideicomiso de Retención y Reparación – FIRR, aprobado con la Ley 30737.

Finalmente, la facilitación del comercio exterior también contribuyó a dinamizar la actividad económica y la recaudación.

A diciembre último el tiempo total de liberación de mercancías importadas disminuyó a 79.2 horas, sumando una reducción, en los últimos seis años, de más de 60 horas.

De estas 79.2 horas, solo cinco corresponden a la Sunat, lo que ha permitido mejorar el índice de comercio transfronterizo de Doing Business 2020 en 8 posiciones.


Trabajadores en planilla que ganen hasta S/ 2,150 al mes no pagarán Impuesto a la Renta el 2020

Se elevará tope de sueldos exonerados del IR debido a nuevo valor de la UIT.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), a través del Decreto Supremo N° 380-2019-EF emitido ayer, dio a conocer el nuevo valor de la Unidad Impositiva Tributaria (UIT) de S/ 4.300 para el 2020, el cual es fijado considerando los supuestos macroeconómicos, entre ellos, la variación del índice de precios al consumidor del año anterior.

En ese sentido, la Cámara de Comercio de Lima (CCL) afirmó que esta variación tendrá efectos tributarios y administrativos para los contribuyentes, pues el aumento de la UIT tiene aplicación en el índice de referencia para la declaración y pago del Impuesto a la Renta (bases imponibles, deducciones, límites de afectación, etc.), Impuesto Predial, Impuesto al Patrimonio Vehicular, Impuesto de Alcabala, entre otros.

Asimismo, la UIT también se emplea para determinar el monto de los derechos de trámite en la administración pública, la aplicación de sanciones tributarias y administrativas y obligaciones contables.

“Para el caso del pago del Impuesto a la Renta (IR) sobre los sueldos, el nuevo valor de la UIT permite ampliar el rango de exoneración del IR, tanto para trabajadores en planilla (dependientes) como para independientes, lo que significa un ahorro para el trabajador”, manifestó Víctor Zavala, gerente del Centro Legal de la CCL.

En el caso de los trabajadores dependientes, que pagan rentas de quinta categoría, se les exonera el pago del IR siempre que perciban ingresos anuales hasta por 7 UIT, es decir, que hoy con la UIT de S/ 4,200, están exonerados del pago del IR los trabajadores en planilla que ganen hasta S/ 29,400 anuales o perciban un sueldo mensual de S/ 2,100.

No obstante, con el incremento de la UIT a S/ 4,300, la exoneración en 2020 será para quienes tengan un sueldo anual de hasta S/ 30,100 o mensual de S/ 2,150 (considerando 14 remuneraciones al año).

En el caso del Impuesto Predial y de Alcabala, el pago también será menor dado que los tramos y tasas están en función de la UIT.

Cabe señalar que en los últimos años, la UIT ha registrado las siguientes variaciones: S/ 3,650 en el 2012, S/ 3,700 en el 2013, S/ 3,800 en el 2014, S/ 3,850 en el 2015, S/ 3,950 en el 2016, S/ 4,050 en el 2017, S/ 4,150 en el 2018, S/ 4,200 en el 2019 y S/ 4,300 en el 2020.


Inflación baja en Perú ¿a quiénes beneficia más?

Categoría: GENERAL , ULTIMOS AÑADIDOS

Perú cuenta con la segunda tasa de inflación más baja de la región, solo por debajo de Ecuador. Conozca cuán favorable es para usted este panorama.

La tasa anual de inflación registrada al cierre de noviembre fue de 1.87%, mientras que la inflación sin alimentos y energía se situó en 2.31% en los últimos 12 meses, según datos del Banco Central de Reserva (BCR).

Así, la inflación en Perú se mantiene como la segunda más baja entre los países latinoamericanos, después de Ecuador que reportó una inflación anual de 0.4%, al cierre de setiembre.

Sin embargo, nace la duda sobre si un bajo nivel de inflación genera algún impacto positivo en la economía.

Ante ello, el economista Jorge González comentó sobre los efectos de una tasa de inflación baja, que continúa en su rango meta de 2%.

“La baja inflación que registra el país no perjudica a nadie, por el contrario, beneficia tanto a personas como a la empresa”, dijo.

Señaló que los primeros en favorecerse son los sectores de bajos ingresos de la sociedad peruana.

Los individuos que menos ganan suelen destinar entre 70% y 80% de su ingreso a la compra de alimentos y, puesto que la inflación de alimentos es también muy baja (1.35% el último año), les permite un “mejor gasto”, afirmó.

Mencionó, además, que el sector empresarial es el segundo en beneficiarse de este panorama.

Para el economista, cuando la inflación es menor las empresas suelen tomar mejores decisiones y se muestran más eficientes, por lo que no tienden a subir los precios de sus productos sino a mantenerlos, así no perjudican su nivel de ventas.

Continúan los bancos, refirió González, que tampoco elevan el costo del crédito sino que se ven incentivados a continuar tasas de interés bajas y no afectan su nivel de colocaciones de préstamo.

Un cuarto grupo en beneficiarse son los trabajadores de ciertas empresas, pues la baja inflación facilita el incremento de las remuneraciones, sostuvo.

“Si la inflación es 2% las empresas se ven incentivadas a aumentar los salarios en 3%, por ejemplo, pero si la inflación fuera de 10% no podrían subir los salarios a 15% pues les costaría mucho”, explicó.